Juan José Nieto y el olvidado Ethos No Violento de la gente Colombiana

 

 

 

 

Artículo publicado originalmente en el portal Hagamoslapaz.co el 24 de Junio de 2014
Imagen

Pintura del presidente nieto 1863. Intervenida en París, 1976 y blanqueada, quedando los rasgos afrocolombianos.

 

Ethos, palabra de origen griego significa forma de ser, de habitar, de relacionarse un grupo social o un pueblo. El personaje de Juan José Nieto Gil (Cibarco, Atlántico 24 de Junio de 1805- Cartagena, 16 de Julio de 1866) es una de las figuras públicas que más encarnó el pacifismo de la gente costeña en el siglo XIX, en parte es un testimonio de cómo era el pueblo colombiano en ese momento, sin embargo está demostrando que el ejercicio de la violencia como medio para alcanzar fines diversos ha sido impuesta de alguna manera por grupos dominantes, el aporte de Nieto a pesar de ser importante o precisamente, por él ha sido menospreciado y olvidado.

 

Algunos artículos académicos y periodísticos dan cuenta de la figura de Nieto pero ninguno le hace justicia como Orlando Fals Borda en su Historia Doble de la Costa, dedicándole por completo el segundo tomo de esta obra. Entre los hechos comúnmente relatados sobre la vida de este mulato se cuenta que nació al pie de un árbol de matarratón en el caserío de Cibarco, entre Baranoa y Tubará, hijo de una zamba y un español, que siendo autodidacta aprendió a leer por su cuenta y llegó a escribir al menos tres novelas, una obra de teatro y libros de geografía e historia que en su mayoría desaparecieron. Se integró a la milicia, ejerció la política liberal y también se hizo masón. En su empeño por participar, un hombre mulato como él en la época que vivió, dominada por formas señoriales y esclavistas disimuladas en la transición al capitalismo incipiente, sólo pudo participar de la vida política del país a través de su vinculación a los ejércitos provinciales, que a partir de la independencia se enfrentaron por definir un modelo político y económico que seguir. Los golpes de Estado en 1948, 1854, 1959 lo motivaron a levantarse con estos movimientos de artesanos, libertos entre otros, liberales, sin embargo la derrota le valió el internamiento. Después, como aliado liberal de Tomás Cipriano de Mosquera se lanzó contra un general conservador llamado Caruja. Como gobernante del Estado de Bolívar se declaró presidente de la república por un periodo de seis meses para luego entregar la insignia a Mosquera, hecho que fue “olvidado” por la Historio oficial1, en cambio, su rostro en el cuadro con su imagen fue “blanqueado” en una restauración encargada por la academia de Historia de Cartagena.

Pero entonces, ¿Cómo un caudillo regional, tipo particular de autoritarismo propio de las sociedades latinoamericanas del Siglo XIX y protagonistas de las guerras civiles en nuestro país es retratado aquí como un símbolo de no violencia, cuando es evidente que empuñó las armas, fue reconocido como un valiente guerrero y debió asesinar a más de un hombre por sus manos? ¿Además cómo homenajearle si como personaje histórico pueden tachársele algunos comportamientos que no dan cuenta precisamente de una persona éticamente infalible? Pues bien, si es cierto que fue un hombre acorde al pensamiento de su época y con múltiples errores en su historia de vida, lo que tiene para ser considerado un abanderado de la democracia y el desprecio por la eliminación de sus semejantes, incluso, representante de la lógica civilista y el antimilitarismo son las decisiones que tomó en múltiples oportunidades ante la ambición del poder o peor aún, frente al riesgo de perder el estatus ganado frente a sus ojos, en medio de una época que respiraba todo lo contrario.

En primer lugar, Nieto fue un caudillo anti-caudillo, pues a diferencia de otros como Mariano Ospina Rodríguez (conservador) o Tomás Cipriano de Mosquera (liberal) y muchos otros de su época, siempre que vio la oportunidad por el término de una confrontación armada, disminuía los ejércitos que lo habían acompañado, liberó varias veces con indulto a los presos políticos que había hecho cautivos durante las confrontaciones, buscó reducir el presupuesto otorgado al sostenimiento de la milicia y en cambio redirigir esos recursos al sector educativo. La tolerancia que tuvo frente a sus opositores, como dice Fals Borda, “a pesar de ser militar daba la sensación de querer evitar hechos de sangre; en el fondo no era violento”, para sorpresa del mismo investigador que descubrió con su grupo de estudio local un personaje muy distinto a aquél hombre recio, bravo, indiferente que buscaban encontrar al principio de su investigación. En segundo lugar se apegó al pensamiento liberal y a un “romanticismo humanitarista” que rondaba los círculos políticos desde Europa contagiando a América Latina, además, de la mano de la masonería se identificó con las tendencias civilistas a diferencia de los caudillos populares de otros países latinoamericanos y que constituye cierto origen histórico de la violencia estatal que acompañó a toda América Latina durante el siglo XX con las diferentes dictaduras militares de debió soportar.

Imagen

Estado actual de la Logia “Luz del Carmen No. 21” Fundada con apoyo de Nieto. Carmen de Bolívar (Bolívar)

El acto culmine de una demostración de ese ethos no violento, típico de la cultura anfibia costeña de la cual daremos algunas pinceladas para finalizar, fue la renuncia a la presidencia del Estado de Bolívar el 11 de diciembre de 1864, entregando esa posición a su opositor Manuel Gonzalez Carazo, el cual fue acompañado en traición a Nieto por Ramón Santodomingo Vila (tabacalero sefardita antecesor del actual grupo económico colombiano). En esa oportunidad, buscando la estabilización de las provincias del Estado luego de la guerra civil terminada dos años atrás, los grupos conservadores que permanecían iniciaron una guerra de guerrillas en contra de su gobierno, comenzando por la insurrección en Cartagena con el asesinato a machete al mayor Sebastián Elguedo, uno de sus más fieles militares y amigo.

Con esta rebelión, Nieto, quien en un principio había tolerado la conformación de este movimiento en su contra, movilizó sus tropas en respuesta a los ataques de los grupos armados que se conformaron en una serie de escaramuzas que ya habían dejado un número representativo de muertes en pueblos cercanos. Ante la decisión de dar la orden a sus tropas y provocar una masacre en Cartagena, decidió dejar el poder y retirarse aún con el riesgo de ser asesinado después de su renuncia. Finalmente murió pobre y en casa alquilada, permaneciendo en el olvido por más de un siglo y sin aparecer en los registros de presidentes de Colombia.

Es esta la oportunidad de reivindicar no sólo una figura pública sino al grupo social que representó pues como lo documentan Historiadores y las gentes de estas provincias, entre las tropas se movilizaban familias enteras que eran forzadas por los grupos dominantes a marchar en las múltiples guerras civiles. A las mujeres y sus hijos se les conoce como “Juanas o Vivanderas”, eran las mujeres de la guerra, que sostenían a los ejércitos, cargaban sus pertrechos y armas, curaban a los heridos y hacían las veces de retaguardia en no pocas ocasiones. El ethos no violento se refleja en la figura mítica del “hombre hicotea”, ese ser anfibio, que resiste a las oleadas de la violencia y es menospreciado aún hoy por las gentes urbanas que representan a la industria y el Estado como “vagos” o “dejaos”.

 

Entonces aquí nos enfrentamos todavía a la más grande de las batallas, la simbólica que se halla en la intimidad de los grupos y pueblos, pues aparece constantemente en las formas de organización y comunicación comunitaria, en las luchas contra los mecanismos de corrupción y disolución de los movimientos sociales y plataformas de cooperativismo agrario, en la estigmatización caótica de los movimientos estudiantiles. Una de las formas más cruentas de ese fenómeno ha sido la imposición de las violencias, especialmente de la violencia política. En Colombia, sin necesidad de referirse a la violencia del régimen colonial, que estuvo asociado a formas históricas particulares de dominación, se puede identificar en el periodo de independencias y consolidación temprana de las repúblicas, cómo el fenómeno del caudillismo y el gamonalismo sirvió como mecanismo de las élites nacientes para vincular a los trabajadores rurales, aparceros, arrendatarios y otros grupos de campesinos sin tierra a las diversas guerras civiles provocadas por las luchas territoriales e ideológicas de los agentes en posición dominante. Entre ellos, principalmente los negros, dada la hipócrita abolición oficial de la esclavitud en 1851, debieron ganarse su libertad con la participación en las cruentas guerras civiles con las cuales no se identificaban. De nuevo, Orlando Fals Borda ofrece una radiografía de lo vivido en este periodo del siglo XIX en Colombia, a través de los testimonios de los participantes en estos conflictos bélicos, que luchaban en adhesión a un terrateniente-general por motivos de supervivencia.Ha sido documentado en otros trabajos, cómo los integrantes de una misma familia debieron combatir en ejércitos enemigos, dependiendo del gamonal que fuera su patrón.

“Miren ustedes, los pobres somos los que más sufrimos con estas guerras, siempre vamos a pie, cargando nuestras cosas y generalmente contra nuestra voluntad. Casi nunca nos explican por qué peleamos y cuando nos vemos es amarrados y con el chopo al hombro. Nos arengan eso si, sobre la patria y el honor; pero nos quedamos dudosos porque también existe la patria chica, que es la gente y la región de cada uno, donde se levanta con los demás muchachos aprendiendo del uno y del otro lo bueno y lo malo, y donde por primera vez una mujer se acuesta con uno y le enseña a ser hombre. Por esa patria sí puede uno pelear con gusto y sacrificio. Pero esos sentimientos, de verdad, no parecían importarle a los políticos y menos a los militares que parecían tener otras preocupaciones y otros intereses (….).”

1 GUILLÉN, Gonzalo. Colombia borró de la Historia a su único presidente negro. El Nuevo Herald. Diciembre 11 de 2008. En: http://www.elnuevoherald.com/2008/11/11/320278/colombia-borro-de-la-historia.html Consultado Junio de 2014.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿Qué concepto de paz tendrá el próximo Plan de Desarrollo? Una lectura crítica de los Lineamientos del Plan de Desarrollo 201-2014 Prosperidad para todos.

Por: Omnibus @kublaykan con aportes de Laura Parra.

Paloma de Pablo Picasso Image: allposterimages.com

 De cara a una segunda vuelta de la campaña electoral en Colombia y en vista del grado de confusión y polarización que produce la contradictoria oposición en campaña electoral de dos “bandos” de la derecha colombiana constituidos durante este gobierno, que han obligado a muchos colombianos a tomar partido por una u otra facción del uribismo, nos pareció pertinente hacer una lectura general de uno, si no, el componente más importante de la propuesta programática y objeto de debate en este contexto de la vida nacional. En vista de la poca discusión promovida desde las campañas y los medios de comunicación sobre el estudio más detallado de lo que significa la construcción de paz en nuestro país, ad portas de lo que muchos han considerado una gran decisión, la presente busca aportar a la discusión sobre las necesidades de paz en el país y un llamado de atención sobre la importancia de una sociedad civil que si bien, se espera decida votar por la paz, también debe exigir coherencia de parte de un gobernante que usa este tema vital, para ser reelegido, con lo cual se busca no firmar un cheque en blanco al actual mandatario y por el contrario buscar un  compromiso más serio de su parte con esa bandera que ha levantado ante el país.

Este es el documento consultado: Bases del Plan Nacional de Desarrollo. Prosperidad para todos. Capítulo V, Consolidación de la paz. https://www.dnp.gov.co/PND/PND20102014.aspx

En general, nos surgen como preguntas de la lectura: Cuál es el concepto de paz que manejará el próximo plan de desarrollo 2014 – 2018 y Cómo se identificará y definirá el sujeto integral de derechos para el cuál se deberá escribir dicho Plan, de lo cual se desprende, qué concepto de seguridad manejará pues, en palabras de Gustavo Wilches, la seguridad humana vista integralmente tiene unas implicaciones amplias en cuanto a redes sociales, capacidades locales, acceso a servicios y goce efectivo de derechos, no únicamente una seguridad limitada por la seguridad en el sentido clásico. Es claro, que las bases del actual plan de desarrollo tienen una concepción precaria de estas importantes nociones, cuentan con “fallas de origen” que deberán ser corregidas de fondo si el actual gobierno desea fortalecerse a través de un proceso de negociación o “peacemaking” que cuente con la verdadera participación de los múltiples sectores que hoy se cierran en su apoyo, necesario para dar continuidad a la mesa en la Habana, que indudablemente tendría éxito si se concibe la paz, como un compendio de acciones de tipo colectivo que den soporte cotidiano, como soporte y continuidad a través de plataformas sociales que ya vienen gestándose por cuneta de la sociedad civil sin acompañamiento, en acciones de lo que se denomina “construcción de paz”.

Los lineamientos del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 presentan como fortalezas: El reconocimiento de algunos de los temas claves para la potencializacion de las capacidades de paz a nivel nacional como las acciones para la aplicación de la Justicia Transicional, relaciones y vasos comunicantes entre las causas y manifestaciones del conflicto, la criminalidad y la inobservancia de los DDHH entre las zonas rurales y urbanas.mAcciones preventivas a nivel social a través de la proyección y reorientación de Políticas Públicas como la encaminada a establecer un Sistema Nacional de DDHH, Políticas Transversales de Reconciliación, la Política contra el reclutamiento forzado y vinculación de NNA a los grupos armados, capítulos en los que se menciona la aplicación del enfoque diferencial, de género, se contemplan acciones encaminadas a una lectura del contexto como necesidades para la prevención a nivel social y cultural.

Por otro lado, estos lineamientos que orientaron las Políticas, Planes y Proyectos durante el gobierno Santos, que se expresa en los ejes de Consolidación Territorial, Fronteras, Fortalecimiento de la inteligencia y desarrollo de capacidades tácticas en una lógica de guerra, fortalecimiento de los sistemas de justicia,seguridad y convivencia, juntó a unos capítulos poco o nada articulados al reto del documento y considerados estrategias complementarias, donde se enuncian los temas de cultura de paz, educación, prevención, protección y justicia transicional. Esta estructura de los lineamientos guarda falencias que como se ha visto en su aplicación durante este periodo, dieron continuidad a sesgos impuestos desde el año 2002. El más relevante a mi juicio es nombrar una lectura de integralidad y complejidad de las problemáticas sociales como causas del conflicto pero en respuesta, se sigue manteniendo una lectura de causa -efecto unidireccional entre La Seguridad (desde un concepto limitado hacia la contención del crimen y una postura de paz negativa) en función de la inversión de capitales de todo tipo y el crecimiento económico. Es decir, las acciones nominales de paz en subordinación al impulso de megaproyectos o locomotoras. Es siginficativo en este sentido el papel preponderante que se da al sector Defensa como tarea para la consolidación de La Paz, sin proponer acciones de transformación del mismo hacia el pos conflicto. Por tanto, parte de nociones precarias de territorialidad, paz y seguridad.

En palabras de Pierre Bourdieu, aquí se expresa la identidad del Estado moderno neoliberal como un cuerpo de administración en reducción que cuenta con una mano derecha y una izquierda con acciones contradictorias.

Algunas contradicciones más:

Este planeamiento lleva a contradicciones: – Orden de protección contra interferencias y perturbaciones de las locomotoras Vs las acciones de exigibilidad (por ello movimientos contra locomotoras han sido estigmatizados y y criminalizados) P. 39- Consolidación territorial  basado en una minimizacion del fenómeno de los neoparamilitares y una visión “victoriosa” en la lucha contra guerrillas Vs. Una visión del daño como “colateral” (heredado de la Escuela de las Américas y la guerra fría) al mencionar población afectada por erradicación, invisibilizacion de víctimas del Estado como actor del conflicto y ausencia de una estrategia de prevención del rearme y reintegración socialmde las estructuras armadas con posterioridad a los procesos de paz con paramilitares y ahora con las FARC ( lo cual podría llevarnos a pensar en un nombre nuevo para grupos armados neo integrados por estructuras criminales mixtas entre desmovilizados o resistentes de grupos de derecha, izquierda, narcos y de economías ilegales).

Como apunta el texto en algunas partes parece haber sido construido con una lógica propia del género periodístico y no fundamentada en un Método investigativo. No podría llamarse diagnóstico en su conjunto.

De entrada al leer el capítulo nos encontramos con un título sugerente; La consolidación de la paz, pero al entrar en el texto, vamos encontrando que el enfoque que se otorga a la misa es, por un lado, reactivo y no preventivo, en tanto busca consolidar la paz mediante el “combate” a la criminalidad, los grupos armados, la neutralización de las acciones violentas y el fortalecimiento del pie de fuerza militar y las estrategias del estado en materia militar. Se observa, con claridad cómo el enfoque del Estado trabaja sobre problemas y no sobre la transformación de conflictos, de diversa índole, que por su carácter diverso y enriquecedor permiten re-pensarse, por un lado, las políticas públicas del Estado en materia de construcción de paz y garantía de los derechos humanos, y por el otro, el ejercicio efectivo, así como el planteamiento de alternativas desde las acciones tanto estatales para garantizarlos, como ciudadanas para ejercerlos y luchar por ellos.

Desde el enfoque de la construcción de paz podrían hacerse muchas críticas al enfoque del Plan Nacional de Desarrollo, algunas de ellas:

  1. Por un lado, ésta propuesta estatal no toma en cuenta, la compresión de la geografía social, pues, la observación de la realidad se encuentra sesgada por el enfoque de seguridad antes que por una realidad social que lo exija, a saber, el Estado tiene una política continuada de Seguridad cuyo eje central radica en la neutralización de los grupos armados, en la garantía de la movilidad y control territorial por parte de las fuerzas armadas y a través de éstos dos aspectos, en el fortalecimiento de la confianza inversionista que permita un desarrollo e inversión económica en las regiones del país antes no accesibles para la misma. Esta falta de observación del contexto, impide que se establezcan acciones preventivas acordes a la coyuntura de los territorios que garanticen derechos y promuevan alternativas de participación, libertad, autonomía y dignidad a quienes allí habitan, y que constituye en muchos casos factores de reproducción del conflicto armado y factores de violación a los derechos humanos en el marco del mismo. La construcción de paz no puede pensarse sin un enfoque de derechos, sin la posibilidad efectiva de generación de procesos constructivos y afirmativos.

  2. Por el otro, no “teje de forma flexible la paz” y por el contrario propone un plan inflexible de la construcción de la paz a través de la única vía de la concepción de una paz negativa y enfocada desde un solo aspecto la seguridad.

  3. Desde el enfoque de la construcción de paz se reivindica la importancia de “eliminar la idea equivocada de pensar que el cambio puede darse al margen de personas que no tienen un pensamiento común o un plan de acciones uniformes”, sin embargo, la visión de consolidación de la paz del Estado Colombiano actual pone sobre la base de su acción la necesidad y el direccionamiento de todas sus fuerzas en torno a la neutralización si, no, eliminación de quienes desestabilizan la seguridad y convivencia ciudadana, sin pensarse de manera crítica cuáles van a ser las formas mediante las cuales la paz va a trascender el plano de la “eliminación de un grupo armado y de unas acciones por el producidas” y se va a ubicar en un escenario en el que, esos integrantes del grupo armado vana a hacer parte de amplias plataformas de transformación del conflicto en el que, por supuesto la noción de seguridad estatal va a tener que ser re-pensada.

Publicado en Libertarias | Etiquetado , , | Deja un comentario

Gestión Comunitaria del Riesgo en el barrio Diana Turbay

Ver Álbum

Entrada en Proyecto Quipú

Durante el mes de Diciembre  unos amigos me invitaron a pasar unos días con ellos en su casa. El convite de la primera noche se vio acompañado de sus preocupaciones por los ruidos guturales que emite la montaña sobre la que se encuentra su vecindario y que en algunas ocasiones, como unas noches antes, la misma desgarró de forma flemosa las rocas que parecían atascadas  en su garganta.

De nuevo, las rocas cayeron a la vía que se encuentra justo debajo de las casas, a la merced de los comerciantes de roca, que una por una por espacio de un “año largo” han venido recogiendo en volquetas, razón por la cual no es visible el día de hoy la magnitud de la cantidad de material que se ha desprendido durante todo este tiempo.  El trasteo de las piedras sirve de paso, para acallar las voces de los ciudadanos inconformes que aún esperan una respuesta sobre el nivel de riesgo al que están expuestos.

En seguida me sentí comprometido con la situación, pues,  sin ser un experto en Gestión del Riesgo, sí hago parte como voluntario de la #brigadadigital  Colombiana. Lo primero que hicimos fue reunirnos con los tres vecinos que se muestran preocupados por el asunto y con ellos llegamos a la conclusión de hacer un video – foto reportaje que convocara al canal de noticias de la ciudad City TV, con el fin de generar y movilizar la opinión pública y a la misma comunidad del sector.

En esa primera acción, una de las cosas que nos percatamos fue del liderazgo de las mujeres en este y en muchos asuntos. Doña Inés estuvo presta a  describir frente a la cámara la situación, además de facilitar su archivo de cartas, derechos de petición y entre otras gestiones ante las autoridades para que se “tomen cartas en el asunto”. En sí, su petición es muy sencilla, aún así no ha sido concedida: que los encargados del FOPAE y la Alcaldía Local le informen a la comunidad de forma clara y directa cuál es el nivel de riesgo que tiene la comunidad y se lleve a cabo un Plan de Prevención en consecuencia, pues como se observa aquí, sólo se cuenta con un acta muy borrosa e imprecisa y una reunión con funcionarios de la Alcaldía Local de la que los vecinos salieron confundidos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez realizado el video reportaje, publicamos la entrada en la página de citytv.com.co y además escribimos al correo de los reporteros de la misma casa editorial. Mientras tanto, estuvimos ojeando en Internet experiencias de comunidades que tienen inquietudes similares encontrándonos con el Blog http://noqueremosinundarnos.blogspot.com  que creó la comunidad de Embalse en Córdoba, Argentina.

Comunidad Barrio Diana Turbay – Bogotá from omnibus on Vimeo.

Después de la mención del problema en la edición de las 6am del día 27 de Diciembre de 2011, nos volvimos a reunir para compartir  las impresiones sobre lo sucedido y   aprovechamos la reciente entrada de Gustavo Wilches Chaux: Primeros pasos hacia un Sistema de Alerta Temprana para comunidades cercanas a desplizamientos activos  , para con esta útil guía en mano darnos a la tarea de informar y motivar a otros vecinos para que comenzaran a aplicar los pasos presentados en ella como por ejemplo, idear un sistema de alarma que esté en conocimiento de todos, contactar al Comité Local de Emergencias de la Localidad Rafael Uribe Uribe, entre otros.

Desde ese momento, se han cumplido algunas de las tareas que han quedado pendientes. Está próxima a conformarse una comisión del barrio a presentarse en la Sesión del Comité Local de Emergencias y se buscará motivar a otros vecinos para que se planteen algunas acciones como la realización de un folleto informativo que se multicopie y reparta entre los vecinos, además de la conformación de una brigada que esté en contacto con dicho Comité. También se está buscando organizar una jornada de limpieza de la alameda. Una vez se cuente con una verdadera respuesta de las autoridades, se planteará la pregunta a los expertos para que sugieran las especies de árboles más apropiadas para convocar a una jornada de arborización con el fin de iniciar la recuperación de la capa vegetal en  la parte alta y  baja de la pendiente.

Seguimos pendientes y igual que la loma,  de este proceso de organización y movilización comunitaria frente a un deslizamiento activo.

Publicado en CULTURA ANFIBIA | Etiquetado | Deja un comentario

Nace el proyecto Quipú

En la sección Transhumancias de este Blog, se aloja un collage de experiencias traidas de los caminos de @kublaykan.

Por esta razón invitamos a todos y todas, amigos, conocidos y quienes quieran sumarse a estos recorridos, publicando sus materiales sobre las experiencias comunicativas, comunitarias y organizativas que vayan conociendo y crean tienen que ver con el arte de volverse parte de algo, de una causa, una necesidad colectiva o un movimiento social. Es un Blog de Mapping, turismo humanitario, participativo, pero mañana será otra cosa.

Raya con el arte, el collage entre otras formas de interpelar ante el mundo, deconstruir los esquemas mentales propios y compartidos

Ver más en:  esta sección

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El poder mediático como soporte a las revoluciones en Medio Oriente

La categoría de  líder de opinión se está transformando totalmente en medio de la Era de la información, en ella se incluyen ciudadanos de a pié y ejecutivos de grandes corporaciones, es una apuesta por la conciencia de la humanidad hacia la desnaturalización de la barbarie vía el @ crowdsourcing, sin embargo, los humanos no hemos demostrado en la Historia un buen trabajo en multitud, ese es el reto.

El balance histórico que queda de los acontecimientos libertarios ocurridos en el año 2011,  y que por sus características continúan en proceso,   ha resultado clasificado por las voces más escuchadas en la sociedad como “Primavera árabe”, en alusión a la “primavera de praga” que pasó a los anales de la memoria colectiva como uno de los movimientos civiles que  en Checoslovaquia se opuso a la URSS y a sus aliados del pacto de Varsovia y que junto al Mayo Parisino del 68 (que se gestó como una protesta del estudiantado a las desigualdades en el sistema educativo y cuestionó el fenómeno en la sociedad entera), fueron emblemas de la oposición decidida de las multitudes al autoritarismo y a la desigualdad social. Pero estos acontecimientos han sido suficientemente documentados por expertos en el tema.

Lo que pretende el presente artículo es ahondar en una pequeña fracción de esta ola  libertaria,  los fenómenos que   unieron en forma  de vasos comunicantes muy precisos a los habitantes de oriente y occidente, doblegados por autoritarismos diferentes en su contexto, pero similares en los efectos sobre lo humano.  Más exactamente en algunos hechos desencadenantes como el papel que jugó un ejecutivo de Google en la promoción de las protestas que surgieron en Egipto a partir de la movilización de la opinión pública en Facebook, iniciativa que fue extendiéndose de forma casi sutil, pero muy decidida hasta un punto que se hizo insostenible todo un gobierno ( lo cual viene  con la inevitable ejecución de Hosni Mubarak). Todo ello sucedió por el manejo que dieron líderes de opinión a las Redes Sociales, coexistiendo en lo que casi podría llamarse simbiosis empática  de estos líderes de opinión con el contexto psicológico, político y social en   cada uno de los países que se han levantado. En el caso de Egipto, Siria y Libia, la participación se hizo masiva a través del uso de teléfonos celulares, lo cual también es bien conocido.

Los  aspectos que aparecen como relevantes que este hecho particular arroja como saldo para el 2012 y los años que vienen, es en realidad el entrecruzamiento de dos elementos, la figura del individuo en la multitud y el papel de los líderes de opinión

La figura de Wael Ghonim quien estuvo al frente

wael gohim

 del Sitio de Facebook que promovió las protestas contra el gobierno de Egipto, como se puede citar con muchos ejemplos, entre ellos el afamado grupo organizador de las marchas de 12 millones de personas el 4 de Marzo de 2008 en Colombia, resultan en una iniciativa particular se convierte en una bola de nieve que lleva a una convocatoria de talla inimaginable más allá de la “mediósfera”.

Los líderes de opinión eran considerados como portadores de una pequeña y limitada capacidad de influencia por los estudios de comunicación y las industrias culturales hasta los años 80, (1), pero por todos ellos, estos intermediarios culturales y movilizadores de compras o adhesión a ideas tenían para ellos, a pesar de eso una influencia reducida a un pequeño grupo social mediado por las relaciones cara a cara con una potencial masificación.  Se veía de una forma compleja pero se seguía abordando de la manera tradicional como  una horda influenciable, aunque poco a poco  se comenzó a observar y a entender que no era así. Los fenómenos de participación ciudadana masiva revitalizaron el papel como sujeto político de cualquier individuo en las sociedades contemporáneas. Si las herramientas son una extensión de la mano y el cerebro humano, las tecnologías de la información y la comunicación extienden ese “poder” humano a nuevos límites, de una forma mucho más profunda en nuestra segunda naturaleza, la cultura.

La cascarita detrás de la multitud

Toda tecnología tiene sus riesgos,  sobre todo cuando se olvida su orígen y su uso: en el espectro de lo humano. El Crowdsourcing ya es un paradigma de glocalización, y  se presenta como una gran oportunidad para la humanidad, que integra a muy disímiles grupos, organizaciones, gobiernos y en algunos casos a “corporaciones”.

La muchedumbre aclama con una fuerza vehemente, pero muchas veces se ha vuelto autoritaria, podríamos traer ejemplos de la Historia, como la masacre perpetrada a nombre de la Libertad en la revolución francesa, momento en que hasta al señor Guillot, inventor de la famosa guillotina, se le acribilló sin mediar mayor defensa por estar entre los aduladores y beneficiarios de la corona, o la muchedumbre ebria que después del asalto a las cigarrerías de la carrera séptima en el 9 de Abril de 1948 (2),  se masacró a sí misma  casi inconscientemente a pesar del dolor por el magnicidio del que podría haber sido el líder “muerto” más carismático en la historia de Colombia, y abriendo esa puerta, todas las violencias posteriores (previa cuenta de las guerras civiles del siglo XIX).
Puede ser una exageración llevar a estos límites las acciones colectivas filantrópicas de las que muchos   hiper o hipo  conectados participamos. El punto es, el efecto entrópico que lleva a encausar en la Historia las transformaciones en la sociedad, adaptando la estructura general, el Statu Quo a cada “desorden” que surge como factor de cambio. Por ello, los individuos, en sus relaciones cara a cara son un valor irrenunciable de los movimientos de trabajo colectivo, para que no se conviertan en una masa atenta, conectada, incluso, prosumidora, pero sin una postura crítica o ausente de un punto de vista propio.

Hay otros paradigmas que no se han derrumbado, como la vanidad, el afán de lucro y fama, la dominación masculina, entre otros elementos presentes en la cultura que han mantenido una misma estructura en nuestras sociedades, sean de oriente u occidente, la figura piramidal en todas las formaciones Histórico-Naturales.

 

Pirámide Normativa de Kelsen

(1) THOMPSON, Jhon B. Los Media y la Modernidad. Una teoría de los medios de  comunicación.
(2) GARCÍA MARQUEZ, Gabriel.  El 9 de Abril de 1.948



Publicado en Libertarias | Deja un comentario

Una parte de Lilu existe en mí, por eso ella me escogió

Esta galería contiene 6 fotos

Galería | Deja un comentario

PRIMER RESPONDIENTE -CULTURA ANFIBIA

Esta es la primera entrega de una Bitácora personal que transita hacia lo colectivo.

Este Blog es el resultado de muchas escrituras y caminos andados, nombrados por la construcción de respuestas en el campo Humanitario, que inicia con el ejercicio profesional de un Sociólogo nacido en Colombia.
Se fundamenta en una experiencia personal que combina el incesante  uso de las tecnologías  y las acciones sociales que se han traducido en continuo intervenir, que se ha permeado conceptual, metodológica y prácticamente  en los desarrollos más recordados recientemente sobre las Acciones Humanitarias y de Recuperación Temprana que como respuesta no generen Daños mayores a los que pretende mitigar o detener (Acción sin Daño). Esta bitácora hace parte de una constelación de Bitácoras y como tal deberá ser leída. Aquí también se darán algunas de las coordenadas de esta filantro – licantropía sentipensante.

Este Avatar Expresivo sobre mi propio mundo, Primer Respondiente es una invitación a magnificar un llamado hecho ya por muchas voces en el Mundo y en Colombia que nos están preparando para la incertidumbre. Esta expresión, denominada como   “con inquietud, en ascuas” por la real academia de la lengua, no es más que el resultado de la experiencia humana sobre la acción determinada sobre sus grandes y pequeños desastres, y en consecuencia también es un acumulado histórico sobre las distintas formas de respuesta que ha manifestado el Ser Humano a las situaciones límite, que pone a prueba de un solo jalonazo a la vez, la fortaleza de lo construido en el mundo material y simbólico de las civilizaciones y   la capacidad de resiliencia de sus individuos, colectivos, gremios, etnias o sectores de población.

A cada parte del gran conglomerado se exige un tanto diferencial frente a los otros, esa cuantía exigida normalmente es más perceptible por el grupo de edad al que se pertenece, la etapa de ciclo en que se encuentre cada quien (si usamos palabras de aplicadores de políticas públicas), o la etapa de cicla si lo tomamos en juego como cualquier chico que encontremos en un parque.

Por el momento, solo queda anunciar que los antecesores espirituales de esta persona, serán expuestos con alguna regularidad, en las lecturas revitalizantes que brindan sus rastros en letras impresas en ediciones o en acciones rastreables.

Si bien sobraría decirlo, es menester de este ejercicio de escritura, que aquí se diga:  La palabra escrita tiene conexiones intrínsecas con la acción (Bourdieu, Las Palabras y las cosas), pero también entra en la discusión (dirán otros)el hecho que las cosas no necesariamente cambian por el solo  acto casi mágico de nombrarlas diferente.  Por eso se reinicia este relato con la acción de capacitación como Primer Respondiente. Es decir, la capacitación en una jornada de 8 horas en Primeros Auxilios Básicos, como el primer paso en la Ruta Indicada para seguir como Primerrespondiente.

Have a fun day!!!

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios